Buscar Curiosidades

Encuentra las Curiosidades Más Calientes

WikiAdulto la Wikipedia del Porno


WikiAdulto pretende establecerse como un referente dentro de la industria del sexo, proporcionando información verídica y de confianza, que se aleje de todas aquellas páginas que buscan cualquier tipo de truco y cebo para conseguir clics y vender publicidad. Aquí somos verdaderos expertos del sexo y contamos con años de experiencia en el sector, de manera que sabemos cómo complacer a aquellos usuarios que requieren contenidos de calidad. Puedes navegar por nuestra web con total tranquilidad ya que te podemos asegurar que está 100 % libre de virus, y así podrás centrarte por completo en los contenidos. Conoce todo lo que debes saber sobre el sexo y conviértete en especialista.

Definición de Porno

Porno o pornografía son todos aquellos contenidos eróticos y sexuales que tienen como objetivo excitar a la persona que los consume. Se pueden tratar de imágenes o de vídeos, y suelen estar protagonizados por persona de estética atractiva con cierta experiencia en el sexo. Por ley, su consumo está prohibido a menores de edad, aunque no siempre se cumplen esas restricciones.

Curiosidades del porno

El porno puede ser tan adictivo como la droga

adicto al porno

A pesar de que hay cierta controversia en torno a este tema, existen investigaciones que respaldan la idea de que el consumo de pornografía puede llegar a ser tan adictivo como el de drogas. Esto se debe a los estímulos que generan los contenidos para adultos en el cerebro, dando lugar incluso al síndrome de abstinencia.

De esta manera, quien piense que el visionado habitual de porno es inocuo debería recalibrar la situación. Ninguna actividad llevada al extremo es positiva, por eso todos debemos ser cautos y respetuosos con nuestro propio cuerpo y cerebro si no queremos que tengan lugar consecuencias desagradables.

Desde aquí llamamos a la sensatez y al consumo responsable, y por eso son tan importantes las páginas web como la nuestra, donde prima la calidad sobre la cantidad y en apenas unos minutos te puedes dar por satisfecho. La pornografía no debe apoderarse de tu vida hasta el punto de que te suponga problemas sociales o en términos de salud, de modo que es crucial que les des una vuelta de tuerca a tu afición a las páginas X para optimizar sus beneficios y reducir los potenciales efectos secundarios.

¿Cómo es la vida de las pornstars después de retirarse?

pornstars retiradas

Sin duda alguna, las estrellas del cine porno son mujeres tremendamente admiradas, aunque muchas veces se haga en silencio por miedo al qué dirán. Pero está claro que son muchos hombres y mujeres quienes idolatran a estas trabajadoras porque ofrecen contenidos realmente sugerentes y, al mismo tiempo, llevan una vida que mucha gente desearía.

De todas formas, más allá del placer que se experimenta al compartir escena con algunos de los mejores amantes del planeta, un aspecto a tener en cuenta es cómo transcurre la vida de estas mujeres cuando se retiran de la industria del porno. Hay que tener en cuenta que se trata de una burbuja alejada de la realidad, puesto que el sexo y las relaciones en general no tienen mucho que ver con lo que se experimenta en un set de rodaje. Por muy altos que sean los sueldos, existen cosas que no se pagan con dinero, y una de ellas es la salud mental.

En el caso de Vanessa Belmond, nos queda claro que no todas las pornstars asumen con gusto su profesión, y al retirarse se unió a antipornography.org, desde donde se lucha contra la industria XXX. Para ella, las consecuencias a nivel social son importantes y es un precio muy alto el que debes pagar si quieres compaginar el cine porno con actividades tan comunes como encontrar pareja o tener hijos.

Así mismo, el hecho de practicar sexo con la intensidad y frecuencia que requieren los rodajes porno puede conllevar consecuencias físicas. Además, la exposición a enfermedades de transmisión sexual es mayor debido a la amplia variedad de personas con las que se copula y el preservativo no acaba de imponerse en los rodajes porno, ya que por una razón o por otra se piensa que desvirtúa la calidad del contenido audiovisual. De esta manera, proliferan enfermedades y se estima que dos terceras partes de los actores porno tienen herpes.

El ritmo de vida de las pornstars es muy alto, ya que se calcula que las mejor cotizadas pueden cobrar más de 20 mil dólares a la semana. Eso les crea una sensación de necesidad de seguir trabajando para conseguir una estabilidad económica para toda la vida a cambio de “sacrificarse” durante un tiempo. Sin embargo, cuando tienes en tus manos semejantes cantidades de dinero, es normal acostumbrarse a cierto nivel de vida que después es difícil de abandonar, con las consiguientes secuelas psicológicas que eso deja.

Una industria que mueve miles de millones de dólares

pornografia dolares

Quien piense que la pornografía solo trata sobre cómo mejorar la satisfacción sexual está muy equivocado. Evidentemente, existe un punto didáctico y cultural, sobre todo en los creadores de vanguardia, que utiliza el porno como un medio para dar a conocer diferentes aspectos del sexo, como pueden ser las prácticas menos convencionales. Sin duda alguna, los vídeos X han ayudado desde siempre a mejorar las relaciones de pareja debido al componente educativo que tienen para el consumidor.

Sin embargo, no se puede negar que el porno se ha convertido en una gran industria que ha terminado de explotar gracias a la implantación de Internet en la mayoría de hogares y teléfonos móviles del mundo. Después de unas décadas en las que sus contenidos se transmitían en forma de revistas o VHS, las páginas web XXX han supuesto que tengamos pornografía a nuestro alcance en cualquier momento y lugar. Eso supone que los productores (e intermediarios) hayan descubierto nuevas maneras de monetizar sus contenidos, sin necesidad de cobrar directamente al consumidor.

De este modo, se estima que el volumen de negocio de la industria del porno ronda los 100 mil millones de dólares, diez veces más que las películas de Hollywood. Por si fuera poco, el negocio se ha ido extendiendo por el mundo, y aunque Estados Unidos continúa siendo el productor hegemónico, otros lugares como Europa del Este están viendo recompensada su apuesta por un sector que tiene unos gastos muy reducidos si los comparamos con los ingentes ingresos que genera.

Las actrices cobran entre 600 y 2000 dólares por una escena, lo que significa que pueden llevar un ritmo de vida por encima de la media. Esto supone que en épocas de crisis la sociedad vea en el porno como una vía de escape hacia una existencia mejor, puesto que el sueldo es bueno y el trabajo, al fin y al cabo, es bastante entretenido. Eso sí, la discriminación sexual en la pornografía es inversa a la del resto del mundo laboral, y aquí son los hombres quienes cobran menos: 150 dólares por escena. Aquellos actores que quieran mejores emolumentos deben pasar a los vídeos gay, donde reciben mejores retribuciones.

Ranking de las mejores páginas porno en Español

webs porno
  • xVideos: Con una gran base de datos que se actualiza a diario, xVideos cuenta numerosos vídeos en español, tanto amateurs como de las principales productoras como Fakings o Cumlouder. Su rapidez de carga y la posibilidad de leer y escribir comentarios la convierten en una de las favoritas del público.

  • PornHub: Sin duda, uno de los referentes en la industria de la pornografía. Entre sus características más relevantes se encuentran que captan tu ubicación y te ofrecen contenidos personalizados, es decir, si entras desde España, te aparecerán destacados los vídeos en español. También cuenta con un excelente servicio de webcams en directo.

  • MrVideosPornoGratis: Para aquellos usuarios más selectos y experimentados, esta web hace especial hincapié en la calidad de sus vídeos. Así como otras páginas se preocupan más por la cantidad para captar el mayor número de personas posible, aquí se prefiere hacer una selección mucho más exhaustiva y ofrecer únicamente los mejores contenidos eróticos. Así no pierdes el tiempo buscando algo que te guste sino que todos los vídeos son de 10

  • xHamster: Aunque en castellano decimos “follar como conejos”, seguro que más de uno tiene en mente un hámster al pensar en porno, ya que esta es otra de las páginas X de referencia. Se actualiza cada 10 minutos y eso permite tener una gran variedad de contenidos. Además, hay muchas categorías para clasificar sus vídeos, de modo que puedes optar por el tipo de contenidos que más te apetezca en cada momento.

  • YouPorn: ¿Quieres vídeos con las mejores pornstars del momento? YouPorn te ofrece la posibilidad de que te suscribas a diferentes contenidos para que cada vez que entres encuentres lo que mejor se ajusta a tus preferencias. Una buena manera de optimizar la experiencia del usuario y por eso la recomendamos.

  • DrPornoGratisX: Cerramos esta lista de páginas porno recomendadas con uno de los hubs gratis que mejores contenidos ofrece. Bien organizada por categorías, esta web esta especializada en vídeos para amantes del sexo español y latino, aunque no por ello deja de publicar las mejores escenas de las estrellas mundiales o del mundo amateur. Se nota que cuidan sus contenidos y por eso ofrecen lo mejor de cada género.

Tipos de pornografía

Porno duro (hardcore)

A pesar de que la traducción al español es “porno duro“, habría que dejar claro que existen diferentes niveles dentro de las prácticas sexuales hardcore. Son imágenes que muestran penetración y actos explícitos, con el objetivo de causar una excitación potente e inmediata en el espectador.

Dentro de este género aparecen subgéneros como el gonzo o el sadomasoquismo, que tienen una dureza mayor de la habitual y se dirige generalmente a usuarios que tienen especial predilección o fetiche por ciertos comportamientos en concreto.

Existe una gran variedad de categorías dentro de esta tipología, aunque básicamente se ciñe a las prácticas (anal, oral, lésbico, etc.) o las características de los protagonistas (interracial, rubias, tetonas, etc.).

Porno blando (softcore)

El softcore “porno blando” ofrece escenas de sexo pero no de manera explícita. La principal diferencia con el hardcore es que no se incluyen primeros planos del pene o la vagina, por lo que se deja libertad a la imaginación del espectador y trata de mostrarse el sexo de una manera más sugerente.

Sus implicaciones morales son menores a la vista de gobiernos e instituciones, que no lo ven tan escandaloso como el sexo duro. En ese sentido, ha supuesto una vía de entrada al mundo de la publicidad, donde se bombardea constantemente con estímulos sexuales, pero camuflados bajo el manto de la falta de dureza.

Además, este tipo de pornografía da pie a mostrar el sexo de una manera más artística, en el sentido más tradicional de la palabra. En realidad, se llegan a construir escenas softcore a partir de la postedición de escenas hardcore.

Shows de webcam

Uno de los tipos de porno más en auge en los últimos tiempos. A pesar de su sencillez, puesto que tan solo requiere de una cámara web y una conexión a Internet, esta clase de pornografía se ha puesto de moda tanto con pornstars como amateurs. Con el objetivo de salir de las típicas escenas y argumentos de las pelis porno, los shows de webcam en vivo permiten interactuar de manera directa con la actriz/modelo y condicionar sus comportamientos. Tienen mucho éxito aquellas chicas que se muestran entregadas y cumplen los requisitos de los usuarios, que no dudan en hacer aportaciones económicas para disfrutar de un espectáculo personalizado.

Son muchas webs las que están incorporando este tipo de servicios entre su oferta, y es que nos permite vivir un contenido directo menos impredecible y más excitante. Además, no solo existen shows individuales, sino que a veces los protagonizan parejas e incluso tríos. También es una buena manera de descubrir a jovencitas antes de que den el salto al circuito del porno profesional. Del mismo modo, algunas pornstars dedican parte de su tiempo a hacer shows por webcam cuando no tienen rodajes.

Literatura erótica

Desde el tremendo éxito de 50 sombras de Grey, la literatura erótica ha vivido su apogeo en los últimos años. Millones de libros vendidos y la sensación de que la película no supo hacer justicia con el libro. Este tipo de contenidos permite un trabajo de imaginación mayor, ya que no se cuenta con el soporte visual de las escenas porno. Sin embargo, a veces nuestro cerebro y su creatividad pueden ser mucho más potentes y lograr un efecto mayor en forma de excitación.

Este tipo de pornografía no siempre se considera como tal, ya que parece que el hecho de no tener imágenes gráficas explícitas quedan sujetas a la interpretación de quien lee. Sin embargo, no hay que poner límites a la excitación y por eso especialmente las amas de casa y mujeres que no acaban de sentirse complacidas plenamente hicieron de la serie de libros de E.L. James un auténtico éxito de ventas y acontecimiento social.

Posporno

Dentro de la industria pornográfica se ha generado un movimiento contra sus propias reglas. Al ser un mundo especialmente enfocado a los usuarios masculinos, a lo largo de los tiempos ha ido evolucionando hacia unos contenidos eminentemente machistas, donde el hombre es el centro de todo el placer y la mujer se expone a menudo como un mero instrumento para alcanzar el clímax.

En ese contexto, el posporno busca mostrar contenidos eróticos desde una postura alternativa, que nos enseñe que se pueden filmar materiales X sin sentir la necesidad de exponer modelos sexuales y sociales que deberían haberse superado hace tiempo.

Así, mujeres como Erika Lust o Amarna Miller han abogado por darle una vuelta de tuerca a la industria y promover contenidos más respetuosos con la mujer. Este movimiento bebe de autoras como Judith Butler, que mostraron que otra manera de vivir la sexualidad es posible y, por extensión, también la pornografía.

Pornografía infantil

Aunque es un tipo de porno que causa repulsa, no se puede negar que existe un negocio creado alrededor de las escenas de sexo con menores de edad. A pesar de las prohibiciones de porno infantil que existen en el mundo entero, la demanda por parte de pederastas y otros desviados supone que exista una oferta de contenidos sexuales, aunque existen desde la clandestinidad y son objetos a fuertes operaciones policiales que intentan acabar con estos contenidos, ya que en numerosas ocasiones se suelen ver relacionados con caso de explotación infantil y trata de blancas.